The Tutu Project: creatividad para luchar contra el cáncer de mama

The Tutu ProjectLa creatividad también puede ir de la mano con las buenas causas. Y si hay alguien que lo tiene muy claro es Bob Carey, un fotógrafo estadounidense que ha encontrado una forma muy diferente de dar su apoyo a la lucha contra el cáncer de mama creando The Tutu Project, un proyecto en el que Bob se pasea por diversos paisajes de norteamérica usando únicamente un tutú de bailarina rosado.

Claro que este fotógrafo no es precisamente un modelo de Calvin Klein, y es justamente por eso que no dudó un minuto en ponerse su tutú rosado y hacerse a sí mismo diversas fotografías que resultan graciosas y al mismo tiempo alentadoras. Y es que el impulso que hizo que The Tutu Project naciera es aún más hermoso: Bob Carey quería encontrar una forma de apoyar a su mujer Linda, diagnosticada de cáncer de mama, y hacerla sonreír pues para él la risa es una de las mejores terapias contra esta enfermedad.

The Tutu Project

The Tutu Project no es únicamente una gran iniciativa para mostrar apoyo a un ser amado, sino que se ha convertido en todo un fenómeno viral que ha hecho que miles de personas alrededor del mundo formen parte de esta idea, contribuyendo al comprar las imágenes y productos que están a la venta para ayudar a Carey Foundation a recaudar dinero para la lucha contra el cáncer de mama.

Este gordito simpaticón que resulta imposible no amar, se ha vuelto popular en todo el mundo. Las fotografías de The Tutu Project han tenido tal acogida que permitieron la publicación de un libro que se puede adquirir en la web del proyecto, junto con postales y colecciones de las fotografías de Bob luciendo su tutú. La meta es recaudar 75.000 dólares para la lucha contra el cáncer de mama.

Esta historia de amor se convirtió en una acción creativa que ha conseguido movilizar masas en nombre de una gran causa. The Tutu Project es, sin duda, un proyecto lleno de corazón, espíritu e ingenio para luchar contra el cáncer de mama de una forma diferente.

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *