Saltar al contenido

9 técnicas para ser más creativo

La creatividad es nuestra capacidad para desarrollar ideas novedosas que puedan transformarse en conceptos innovadores. Pero, aunque crear es parte de nuestra propia esencia como humanos, no siempre es sencillo presentarse con algo nuevo en un mundo en el que todo parece estar inventado.

En esos momentos en los que la inventiva es escurridiza, lo mejor es recurrir a algunas  técnicas para ser más creativo que ayuden a estimular la imaginación y conseguir mejores ideas. En vez de bloquearte porque el pensamiento que esperas no surge, en Vivir Creativamente te proponemos jugar a liberar tu mente y activar tu curiosidad para crear el ambiente ideal que te ayude a generar ideas frescas y nuevas.

No te cierres a nada, desde hacer un curso de creatividad para mejorar tu potencial innovador, hasta inspirarte en el trabajo de otras personas. Las buenas ideas están en cada rincón y con estas 9 técnicas para ser más creativo podrás encontrarlas.

técnicas para aumentar la creatividad

#1 Aprende cómo mejorar tu proceso creativo

¿Quién dice que el creativo nace y no se hace? Todos podemos mejorar nuestra capacidad con las herramientas adecuadas y las opciones de formación actuales son una prueba de ello. Apúntate a un master de creatividad publicitaria, a un curso de escritura creativa, a una master class de cómo hacer un buen brainstorming.

No temas formarte y aprender técnicas efectivas para tener ideas más productivas, pues son muchas las cosas nuevas que puedes descubrir.

#2 Mantente curioso

Muchas de las mejores ideas surgen de la necesidad de solucionar un problema concreto. Preguntarnos cómo resolver algo o cómo conseguir un hito determinado, es lo que mantiene nuestra mente activa y creando constantemente.

¿Qué habría pasado si grandes mentes como las de Newton o Einstein no se hubiesen preguntado cosas? La curiosidad es lo que nos estimula a ir más allá, a buscar, a querer avanzar en una idea que nos persigue. No importa hacia donde te lleven tus ganas de saber más, síguelas porque sin curiosidad la innovación está muerta.

#3 Apúntalo todo

Las buenas ideas suelen pillarnos desprevenidos, por eso es importante tener siempre a mano algo para ir apuntando todo aquello que se nos ocurre. Los apuntes no son solo una forma de plasmar nuestros pensamientos, sino también un gran aliado para repasar las ideas que hemos tenido en cualquier momento y hacer conexiones con ellas.

#4 Revive al niño que hay en ti

Está probado que jugar nos hace más creativos, pero revivir al niño que hay en ti va mucho más allá de divertirte con un juego, se trata más bien de liberar la mente de los prejuicios y limitaciones de la adultez y ver las posibilidades del entorno recurriendo a la fantasía y el ingenio tan propios de nuestros primeros años.

No te limites, dale rienda suelta a la imaginación sin juzgarte, busca lo especial en cada situación tal y como lo hacen los más pequeños y verás como, antes de lo que piensas, encenderás nuevamente la llama creativa.

#5 No tengas miedo a equivocarte

El ensayo y error es básico en el proceso creativo. Te vas a equivocar muchas veces y eso no tiene por qué ser una limitación. Tener la humildad de aprender de los errores y usar ese aprendizaje para potenciar nuevas ideas, es la verdadera esencia de la creatividad.

#6 Inspírate en los buenos

Consciente o inconscientemente, todos nos inspiramos en algo para crear. Pues bien, entre las técnicas para ser más creativo la recomendación es que, conscientemente, te fijes muy bien en lo que hacen las mentes más creativas para desarrollar tu propio proceso. Toma ideas, coge apuntes, haz un popurrí y aprovecha lo que otros han creado para mejorarlo y hacer algo distinto.

Recuerda que no se trata de copiar o plagiar, sino de contagiarte de esas buenas ideas para hacer algo diferente y con tu propio sello.

#7 Asume riesgos

¡Qué sería de la vida sin riesgos! Quedarte en la zona de confort no te va a llevar a ningún lado, para crear hay que salir de la caja e ir más allá, hay que hacerse preguntas temerarias, hay que asumir el hecho de que en ocasiones nos enfrentaremos a ideas preconcebidas que debemos superar.

Y, en el caso de que nos equivoquemos, siempre podemos recordar la técnica número cuatro.

#8 Trabaja en equipo

Solo no se llega a ningún lado. Incluso las grandes mentes han sido inspiradas por la ayuda o las opiniones de colegas y compañeros de equipo. Contrastar tus ideas con las de otras personas, hacer un brainstorming o pedir la opinión de alguien completamente ajeno a la situación, son buenas formas de encontrar nuevos y creativos caminos.

No seas celoso con tus ideas, compártelas y verás como se abren nuevos caminos que quizá tu solo no habrías podido encontrar.

#9 Desconecta y descansa

Nuestro cerebro necesita descansar para poder pensar de forma clara y, en ocasiones, las mejores ideas nos asaltan justamente cuando más relajados estamos.

Varios estudios indican que dormir bien potencia la creatividad, por eso es importante saber cuándo parar para darle a nuestro cuerpo y mente el descanso que merece. Desconectar para recargar energía es también una buena forma de darnos un respiro creativo para potenciar nuevas ideas.

Tener una buena idea es producto de la conjunción de muchas cosas. Las mentes creativas se forman, se nutren de su entorno, van adquiriendo conocimientos nuevos y potenciados que les permitan crear conceptos innovadores, no se trata de una bombilla que se enciende de la nada sino de un proceso mucho más complejo.

Por eso te invitamos a poner en práctica estas 9 técnicas para ser más creativo, no te lo pienses más y dale rienda suelta a tu imaginación. La idea genial que esperas está a la vuelta de la esquina.

Débora De Sá Tavares

Síguenos en Instagram @vivircreativamente

¿Te gustó este artículo? Coméntalo o compártelo en Facebook para que tus amigos también puedan disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *