Nick Georgiu y su arte con papel

Nick GeorgiuLo que para algunos es basura para otros es una fuente de inspiración y una herramienta de trabajo. Y al observar el arte del americano Nick Georgiu resulta muy fácil rescatar esta idea, y es que su impresionante trabajo reutilizando el papel y convirtiéndolo en obras de arte consigue dejar a cualquiera, cuando menos, con la boca abierta.

Nick Georgiu recolecta libros y periódicos que han dejado de ser usados para lo que han sido concebidos, para crear piezas con un nivel de detalle máximo y un concepto claro: rescatar lo que parece que está a punto de morir, la palabra impresa.

El papel como inspiración en la era digital

Para nadie es un secreto que vivimos en plena era digital. Por eso Nick Georgiu admite que su arte está inspirado en la muerte de la palabra impresa, esa que ya no volverá a leerse nunca más. Así, él la toma y le da una nueva vida en otra forma, una que resulta impresionante hasta el punto de ser arte.

Este graduado en cine y televisión que tiene apenas 33 años, nació y creció en Nueva York pero desde hace algunos años vive en Arizona, en medio de un paisaje natural que en nada se parece a la ciudad llena de rascacielos y edificios. Ese nuevo contacto con la naturaleza ha aumentado su deseo por preservarla, lo que explica ese aire ecológico con el que cuenta su obra.

Nick Georgiu crea desde cuadros hasta esculturas con un máximo nivel de detalle. Buscando entre la basura su materia prima, los libros y diarios abandonados por sus propietarios, Nick los transforma de forma sorprenderte en piezas llenas de expresión que consiguen cautivarnos. Para lograr este efecto debe enrollar el papel o romperlo con el fin de darle la forma deseada, luego coserlo a mano e ir construyendo su pieza de arte poco a poco.  Dependiendo de la complejidad, el resultado final se puede lograr en algunas horas o en varios meses.

Su trabajo se exhibe hoy en día en galerías, pero también puede encontrarse en los puntos más inesperados de la ciudad, sorprendiendo a los transeúntes con sus figuras que te cuestionan y que al mismo tiempo resulta imposible no admirar.

Su arte en papel nos demuestra como incluso después de perder aparentemente su sentido original, cualquier elemento puede tener una nueva vida si lo trabajamos con creatividad y talento.

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

Nick Georgiu

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *