Lunchbox Dad, los almuerzos creativos de un súper papá

Hay gente genial en el mundo, eso es un hecho. Y no hablo de gente genial a lo Ghandi o a lo Mandela, sino de gente de a pie, como tú (con todo el respeto querido lector) o como yo, que hacen con lo que tienen cosas maravillosas. Así podría definir, aún sin conocerlo, a Beau Coffron, un súper papá que ha creado un proyecto maravilloso: Lunchbox Dad, almuerzos creativos para hacer que sus hijos se diviertan comiendo en la escuela. El tipo ¿es genial o no?

Almuerzos creativos

Almuerzos creativos

Almuerzos creativos

Y uno así, a priori, porque es desconfiado piensa: claro, este hombre hace todo eso porque seguro no tiene trabajo, porque seguro tiene un solo hijo, porque seguro tiene tiempo a granel. Resulta de que Beau Coffron, como él mismo explica en su genial web, está casado, es padre de tres hijos y tiene un trabajo a tiempo completo en San Francisco, ósea que de tiempo el justo. Pero esto no es una limitante para que él se anime a conectar con sus hijos a través de almuerzos creativos con los que todos consiguen divertirse, mientras estimula la imaginación de sus pequeños gracias a sus loncheras (o fiambreras) que son una oda a la creatividad.

Alusiones a clásicos del cine como Star Wars, a filmes infantiles como Monsters Inc. o Frozen (seguramente los favoritos de sus hijos) o a personajes emblemáticos de la Tv de todos los tiempos, como los Muppets,  y también uno que otro mensaje de amor, son parte de la propuesta de este dedicado padre que está decidido a que sus hijos aprendan, desde su más tierna infancia, el valor de ver el mundo con creatividad. En su web no solo publica las fotos de sus almuerzos, sino que además ofrece a sus lectores las recetas y revela el modo en el que prepara cada una de sus creaciones.

Hay muchas cosas geniales en Lunchbox Dad que resulta fácil apreciar, y una de ellas es que este padre propone, además, la preparación de comida saludable para los más pequeños en un país donde las tasas de obesidad infantil son alarmantes, demostrando así que los niños pueden aprender a comer bien sin que eso sea una tarea aburrida. Con estos almuerzos creativos parece que resulta mucho más fácil consumir incluso aquellos alimentos que no nos gustan tanto.

No tengo duda alguna, cuando sea grande quiero ser como Beau Coffron. ¿ Y tú que opinas de estos almuerzos creativos?

Almuerzos creativos

Almuerzos creativos

Almuerzos creativos

 

Débora De Sá Tavares

Sígueme en twitter @deboradesat

¿Te gustó este artículo? Coméntalo o compártelo en Facebook para que tus amigos también puedan disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *