Lo Irreversible, fotografías de los últimos sobrevivientes del holocausto

Lo irreversible

Han pasado más de 65 años desde que finalizó la segunda guerra mundial y por algún extraño motivo, en una sociedad en la que la mayoría carece de memoria histórica, este conflicto bélico sigue estando muy presente, como un recordatorio constante de la crueldad y la aberración del ser humano.

Fueron muchos los muertos en todos los bandos, entre ellos más de 6 millones de judíos. Miles sobrevivieron, de forma inesperada,  a la más cruel tortura. Hoy la serie fotográfica Lo Irreversible rescata los rostros de estas víctimas del holocausto que pronto ya no estarán entre nosotros.

Macieb Nabrdalik es un fotógrafo polaco con trayectoria en la fotografía de prensa y moda. Su nacionalidad inevitablemente lo pone en contacto con el pasado, con la segunda guerra mundial y con la opresión nazi sobre su país. Pero fue una visita al museo de Auschwitz-Birkenau en 2009 lo que le permitió darse cuenta que su generación, nuestra generación, sería la última en poder captar los rostros de los sobrevivientes del holocausto, aquellos que poco a poco han ido falleciendo debido a su avanzada edad.

Lo irreversible

¿Cómo es sobrevivir a tus peores pesadillas? Según los personajes con los que Nabrdalik conversó, a quienes entrevistó y fotografió, la vida continuó de la mejor forma que cada uno encontró, pero el pasado siempre está allí, asechando, convirtiéndose en Lo Irreversible, en el tatuaje que se lleva en el alma (y a veces también en la piel) y del que no es posible librarse. Esa porción de memoria de la que quieres deshacerte, pero que inevitablemente está contigo.

Con el deseo de devolver su identidad a aquellas víctimas que los nazis buscaron convertir en tan solo un número en su intento por hacerlas anónimas,  Lo Irreversible retrata, gracias al delicado ojo de Macieb Nabrdalik, a quienes consiguieron superar las peores adversidades y continuar con sus vidas, a quienes buscaron ser borrados pero lograron escapar.

Eligiendo el blanco y negro, y con un interesante juego de luces y sombras que revela y oculta los rostros de estos sobrevivientes del holocausto, este fotógrafo se aproxima a la historia de manera sensible, mostrando como una misma persona puede estar fraccionada, como podemos desear revelar quienes somos y al tiempo ocultar nuestra identidad por miedo al pasado.

Este maravilloso y conmovedor trabajo le mereció en 2012 una subvención del Ministerio Polaco de la Cultura y la Herencia Nacional para continuar con el proyecto, para seguir dándole rostro y piel a aquellos que aún sobreviven a uno de los episodios más devastadores de la historia mundial.

Lo irreversible

Lo irreversible

Lo irreversible

Lo irreversibleDébora De Sá Tavares

@deboradesat

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *