La infelicidad del mundo de Disney en fotografías

“Y vivieron felices para siempre”, así, como si la felicidad fuera un estado perpetuo, como si el amor y las relaciones en pareja pudieran ser siempre maravillosas, como si en el mundo no hubiese nada más que perfección. Disney nos metió en la cabeza al príncipe azul, al amor ideal y a la mujer dócil, y ahora artistas como Herr Nilsson y Dillon Boy intentan recordarnos que de eso ¡nada!

A esta forma diferente de ver el mundo idílico creado por Walt se une el artista neoyorkino Jeff Hong, con una serie titulada Unhappily Ever After, o infelices para siempre en español, en la que nos revela infelicidad de Disney mientras sus princesas y personajes más emblemáticos se enfrentan a algunas de las muchas vicisitudes que debemos encarar los humanos reales.

A diferencia de otros artistas, Hong declara que lo suyo no es una crítica férrea contra Disney, una empresa para la que trabajó, sino contra nuestra propia sociedad que se ha vuelto algo sorda e insensible a temas tan delicados como la contaminación ambiental, la obsesión por la juventud y la belleza, la desforestación, la anorexia o el maltrato animal.

Tomando como ejemplo figuras representativa de la felicidad, el optimismo o la perfección, este artista las introduce en escenarios más reales y crudos para invitarnos a volver a sentir, reflexionar o pensar acerca de los problemas que sacuden nuestro mundo y que no podemos ignorar haciendo la vista gorda.

La infelicidad de Disney en este caso no es más que nuestra propia infelicidad, aquella que decidimos encarar pero también la que tapamos con un dedo como si no existiera.

Disney

 

Disney

 

Unhappily ever after

 

Disney

 

Unhappily ever after

 

Unhappily ever after

 

Disney

 

Disney

 

Unhappily ever after

 

Unhappily ever after

Débora De Sá Tavares

Sígueme en twitter @deboradesat

¿Te gustó este artículo? Coméntalo o compártelo en Facebook para que tus amigos también puedan disfrutarlo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *