Flashmob: el arte de organizarse para sorprender

De la nada, sin previo aviso, un grupo de personajes se reúnen en un lugar público y comienzan a bailar, perfectamente sincronizados, Thriller de Michael Jackson. Nadie sabe de dónde viene la música, mucho menos de dónde salieron ellos. Una vez que la canción termina todos los “bailarines” se marchan como si no hubiese ocurrido nada ante la mirada divertida y estupefacta de los testigos. Ese aparente hecho espontáneo no es más que un Flashmob, una práctica en la que los norteamericanos son ya los reyes.

Estas multitudes instantáneas se han convertido en todo un suceso a nivel mundial, tanto desde el punto de vista de entretenimiento como organizacional. Su principal meta es divertirnos y dejarnos completamente sorprendidos, y es que la mayor parte de las veces que se realiza un Flashmob ni siquiera los propios empleados del lugar público en cuestión tienen idea de lo que ocurrirá, ¿genial no?

Un poco de historia

El primer Flashmob exitoso que se conoce ocurrió en Nueva York en Junio del 2003, cuando un grupo de más de 100 personas llegaron al noveno piso de la tienda por departamentos Macy’s y se aglomeraron alrededor de una costosa alfombra. Ante la inquietud de los vendedores, los participantes respondieron que todos ellos vivían juntos en una especie de comuna, que venían a comprar la alfombra y que debían hacerlo juntos porque era así como tomaban todas las decisiones.

Este escenario del absurdo  poco se parece a los Flashmob que conocemos hoy, pero la base aún permanece: organizarse de forma perfecta mediante el uso de mensajes de texto, chats, cadenas o el boca a boca, para realizar una presentación que tome por sorpresa a todo el mundo. Estos encuentros son la prueba de que el medio de comunicación más masivo que existe es el propio ser humano.

Flashmob se han hecho miles, pero uno de los más increíbles para mi es el que organizó un popular banco catalán en la ciudad de Sabadell, con la participación de más de 100 músicos y cantantes. Con más de 30 millones de visitas en Yotube, difícilmente hay una mejor publicidad para esta entidad.

Y si se trata de un Flashmob apto solo para bailarines con coordinación, el que se realizó en una estación de tren belga en el 2009 supera con creces las expectativas de cualquiera. Con más de 14 millones de visitas en Youtube, es ya todo un clásico.

Flashmob, una forma diferente de manifestar nuestra creatividad. Me encantan, ¿y a ti?

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *