Ernest Zacharevic: arte urbano para divertirse con el entorno

Ernest ZacharevicCuando descubrí el trabajo del artista lituano Ernest Zacharevic no pude evitar sonreír. Lo que hace es sencillamente tan elaborado y entrañable que resulta imposible no disfrutarlo. Zach, como firma en sus obras, es un artista que adora jugar y divertirse con su entorno, justo por eso sus creaciones no pasan desapercibidas para quien se topa con ellas.

Ernest Zacharevic es un pintor en toda regla, de esos que saben retratar a la perfección facciones, rostros y expresiones hasta el punto del hiperrealismo. Pero no es esto lo que lo hace único y distingue su trabajo, sino que más bien su sello es una combinación entre una impecable técnica y la inclusión de objetos que pasan a formar parte de la propia obra.

Así, una obra típica del lituano puede tener a una niña divirtiéndose dentro de un carrito de supermercado, siendo el carrito completamente real, unos niños sonriendo emocionados sobre una bicicleta o Jerry corriendo hacia su ratonera en plena calle. Todo esto y más es posible si la mano de Ernest Zacharevic está detrás.

Ernest Zacharevic

Las escenas que ve en su entorno, en sus viajes y en la más simple cotidianidad son la mejor fuente de inspiración para crear piezas de arte urbano destinadas a que los espectadores interactúen con ellas tanto como sus protagonistas. Y es que su visita a ciudades como Kuala Lumpur, Florencia, Roma, Bruselas, George Town (y un largo etcétera) no pasa desapercibida ni siquiera para el más distraído.

Pero Zacharevic no solo se divierte al aire libre, su trabajo también incluye intervenciones y pinturas en espacios cerrados de casas y locales, especialmente en persianas, puertas y muebles de madera, así como cuadros y dibujos realizados con diversas técnicas que le permiten explorar de lleno sus habilidades pictóricas.

Ernest Zacharevic

El trabajo de Ernest Zacharevic lleva el arte urbano a un nuevo nivel con obras dignas de la más prestigiosa galería, con un sello propio que es imposible de imitar y con un resultado final tan hermoso y divertido que nos hace admirarlo y deleitarnos con sus muchas posibilidades. Toparse con él es encontrarlo para nunca olvidarlo.

Ernest Zacharevic

Ernest Zacharevic

Ernest Zacharevic

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *