Corto con 852 fotos de Instagram revela que carecemos de creatividad

Basta con dar una pasada por nuestro Instagram para darnos cuenta de que muchas de las fotos que tomamos, y que toman las personas que seguimos, son iguales o muy similares. Tener la posibilidad de usar esos filtros retro que son tan geniales nos ha hecho creer que somos todos fotógrafos profesionales…¡pero no! Y es que lo que convierte a una foto en una apuesta artística es el ojo de quien está detrás de la cámara, y no únicamente la presentación.

Y algo de eso me parece que revela el trabajo del director de arte francés Thomas Jullien con su  proyecto An Instagram Short Film, un corto que reúne 852 fotos de Instagram  de 852 usuarios diferentes, para crear un vídeo de poco más de un minuto que revela que de creativos tenemos poco.

Jullien usó la técnica del stop motion para recrear un viaje que pasea al espectador por ciudades como Londres, Barcelona y Nueva York, usando 852 fotos de Instagram de usuarios en toda la red que son tan similares que permiten crear un perfecto hilo narrativo. Caminar, ir en bici, surfear y captar importantes monumentos del mundo desde diversas ópticas para formar un conjunto, son parte de las alternativas que explora el francés en esta pieza.

Así, este corto con 852 fotos de Instagram revela que todos tenemos una mirada muy similar del mundo que nos rodea y que, también, nos dejamos influenciar por aquello que vemos en la red social para recrearlo, consciente o inconscientemente, nosotros mismos. Usando lo que este francés denomina como “una fuente interminable de imágenes”, An Instagram Short Film demuestra hasta que punto han llegado a calar las redes sociales en nuestra cultura actual, convirtiéndose en una herramienta con la que incluso, usando la creatividad y la técnica, podemos llegar a hacer arte.

 

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *