Clásicos del arte remodelados en Photoshop

No soy yo la única que critica ferozmente el uso y abuso del Photoshop, que desde hace rato dejó de ser una herramienta de retoque fotográfico para convertirse en un auténtico cirujano digital. Ya poco importa como luzcan los objetos o modelos en la vida real, siempre que tengamos acceso a este programa todo puede ser transformado (¡y de qué manera!)

Las posturas que cuestionan el uso de esta herramienta  comienzan a manifestarse a través de proyectos como los de la fotógrafa Flora Borsi en Photoshop in Real Life, que juega con la idea de cómo sería nuestro día a día si tuviéramos este programa a nuestro alcance en la realidad. Y esta vez es el turno de la editora fotográfica  Lauren Wade, colaboradora en la publicación TakePart, quien se preguntó qué pasaría si mujeres presentes en pinturas famosas se “photoshopearan” para lucir como modelos.

No más formas llenas de curvas, no más celulitis ni cinturas poco definidas o muslos carnosos y gruesos. La belleza del renacimiento ha dejado de ser la norma porque así lo dice la industria, ser rellenita no es más algo sensual y provocativo, estas obras de arte ya no son la digna representación de la perfección y la hermosura del cuerpo femenino.

No hay duda de que los estándares de belleza han cambiado, lo que si dudo es que el cambio haya sido para mejor. Así Lauren Wade nos muestra cómo serían los clásicos del arte remodelados en Photoshop según los cánones que hoy se consideran aceptables. El resultado sorprende e invita a reflexionar ¿será que vamos por buen camino? ¿acaso esta extrema transformación es, realmente, la belleza? Que los clásicos hablen.

Rafael, Las Tres Gracias, 1504-1505

Rafael, Las tres Gracias 1504-1505

Goya, La Maja Desnuda, 1797 – 1800

Boticelli, El Nacimiento de Venus 1486

Tiziano, Danae con Eros 1544

Jean Auguste Dominique Ingres, La Gran Odalisca, 1814

Edgar Degas, La Toilette 1884-1886

Modigliani, Desnudo Sentada en un Divan, 1917

Débora De Sá Tavares

Sígueme en twitter @deboradesat

¿Te gustó este artículo? Coméntalo o compártelo en Facebook para que tus amigos también puedan disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *