Banksy, el rey del arte callejero

BanksyHace unos años el nombre de Banksy estaba como él mismo: en el completo anonimato. Pero cuando el don artístico viene acompañado del don para hacer polémica, resulta muy difícil permanecer oculto por mucho tiempo.

Hoy en día Banksy es el artista callejero más conocido y cotizado del mundo: su paso por las ciudades se convierte en noticia, sus emblemáticas y poco usuales intervenciones callejeras se difunden en las redes sociales y la opinión pública como pan caliente, los fanáticos de su arte urbano sueñan con fotografiar una de sus piezas antes de que sea borrada (me incluyo en esta lista), y sus trabajos se cotizan en las galerías de arte por varios miles de dólares.

Todo esto lo consigue sin que nadie sepa cómo luce exactamente, y es que la apariencia de Banksy, a diferencia de su trabajo, continúa siendo anónima.

Banksy¿Por qué Banksy se convirtió en el rey del arte callejero?

Si sigues un poco de cerca el arte callejero sabrás que existen muchos pero muchos artistas renombrados, como es el caso de Invader (amigo personal de Banksy) o Clet Abraham, pero ninguno ni en sueños es tan famoso y polémico como el británico. Y es que lo único que sabemos a ciencia cierta de Banksy es que viene del Reino Unido, el resto no es más que simple rumor.

El uso del stencil y el graffiti se ha convertido en la técnica que lo identifica, pero lo que lo caracteriza y  la razón por la que se ha hecho tan famoso, es la creación de potentes imágenes con las que ha llenado las calles y murales del mundo con mensajes de protesta, anti-capitalistas, en contra del sistema o con ideas que invitan a la reflexión en muchas ocasiones.

BanksySus medios para realizar su arte callejero tampoco han pasado desapercibidos: su trabajo ha sido plasmado en edificios turísticos o emblemáticos (en los que no duran más de unas pocas horas), en calles muy transitadas o en lugares donde se centra la mirada del mundo entero, por ejemplo el muro de Cisjordania.

Además el chico no solo se dedica a pintar, también ha realizado intervenciones con cabinas telefónicas, ventas de su arte en la calle por pocos dólares (esto lo acaba de hacer en NY por 60$ la pieza cuando en el Reino Unido la misma podría costar algunos miles), sustituciones de cuadros por trabajos suyos en museos importantes como el MoMa o el Tate, o intervenir cientos de discos de Paris Hilton con frases que cuestionan su fama y distribuirlos nuevamente en las tiendas para que el incauto comprador los adquiera sin saberlo.

Todas estas polémicas acciones tienen una sola meta: criticar el mundo del arte y show business. Pero con todo lo que su trabajo me encanta, no puedo evitar preguntar ¿acaso él ya no forma parte también de este mismo mundo que critica?

Detractores de Banksy y su fama

En el momento en el Banksy realizó el filme Exit Through the Gift Shop (que nuevamente recomiendo ver) llegó a las masas. Millones de personas conocieron su trabajo o le pusieron nombre a esos emblemáticos stencils que alguna vez habían visto. Esto abrió una nueva puerta para el artista callejero, su trabajo se volvió identificable y su sello fácil de reconocer en cualquier parte del mundo.

BanksyAsí Banksy comenzó a exponer en galerías de arte y a comercializar con su trabajo, vendiendo algunas de sus piezas en subastas por cantidades nada humildes que rondan entre los 150.000 y los 400.000 dólares. Ha estado fuera de las calles un tiempo, pero su retorno a Nueva York durante este mes de octubre para realizar su “residencia” en la ciudad titulada “Mejor Afuera que Adentro”, le ha llevado a plantearse dejar los grandes circuitos de arte y volver al lugar del que viene: las calles.

Su nombre se ha hecho tan famoso que, según él mismo declara, su esencia de grafitero se ha visto comprometido, algo que le ha llevado a ser criticado por muchos de sus colegas y por miles de admiradores del arte callejero. Claro que antes de que el británico se diera cuenta de este detalle, primero ganó una buena cantidad de dinero con sus piezas.

Pero siempre hay tiempo para enmendar, y parece que su paso por Nueva York es muestra de ello. Y es que como reza la frase de Cèzanne que figura en su web “todas las pinturas realizadas dentro, en estudio, nunca serán tan buenas como aquellas hechas fuera”. ¡Bienvenido a las calles nuevamente Banksy!

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

Banksy

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *