5 situaciones que nos ayudan a tener buenas ideas

Tener buenas ideas no solo es cuestión de contar con una mente abierta y una imaginación activa, y quienes trabajan en el mundo de la creatividad lo saben bien. Y es que en la mayor parte de las ocasiones una idea que a primera vista parece simple, se genera tras un largo proceso de trabajo para el que, entre otras cosas, debemos prepararnos.

Todo esto se hace evidente cuando, por algún motivo u otro, necesitamos tener buenas ideas. ¿Cómo hacerlo, por dónde comenzar? Son muchas las claves para estimular la creatividad que podemos poner en práctica, pero no hay duda que ciertas situaciones pueden hacer que la musa nos llegue más rápido, sirviéndonos como una inspiración que hace que la bombilla se encienda y surja una idea en nuestro cerebro.

Olvídate de las lluvias de ideas que no funcionan y dale la bienvenida a tu vida a la cotidianidad, la mejor aliada de la creatividad. ¿Lo dudas?, pues aquí te van 5 situaciones que te ayudarán a tener buenas ideas de forma efectiva.

#1 Ver la tele o navegar por Internet

Desconectar aparentemente de aquello que debemos hacer y buscar distraernos leyendo algo en Internet, disfrutando de un vídeo, curioseando el Facebook o haciendo zapping en la tele, hace que nos relajemos y abramos nuestra mente a nuevas posibilidades. Así, en ese estado de aparente calma, es cuando cualquier imagen o palabra puede aparecer y hacer que se encienda la chispa que nos lleva a tener buenas ideas.

#2 Tomar un buen baño

Muchas personas admiten que es en la ducha donde surgen muchas de sus buenas ideas. Esto es porque en mientras nos bañamos tenemos tiempo de pensar y reflexionar pero en un ambiente relajado, lo que nuevamente hace que, por conexión de pensamientos, sea más fácil encontrar una buena idea.

#3 Hacer ejercicio

Hay miles de motivos por los que hacer ejercicio vale la pena, uno de ellos es que nos ayuda a mejorar nuestra creatividad. El deporte nos permite liberar tensiones y segregar sustancias que mejoran nuestra estado de ánimo, y cuando estamos de buen humor tenemos mejores ideas.

#4 Salir a dar una vuelta

Mientras caminamos por la ciudad o transitamos en nuestro carro, viendo al de al lado, observando a la gente y lo que hacen, es cuando sin previo aviso podemos tener buenas ideas. Y es que cualquier acción cotidiana puede disparar nuestra inspiración, por eso quienes se dedican al mundo creativo andan siempre con una libreta en mano, pues donde menos lo piensas una gran idea puede surgir.

#5 Escuchar música

Todos sabemos por experiencia la capacidad que tienen ciertas canciones de hacernos sentir con intensidad. Pero además de eso la música estimula la creatividad de forma importante, ayudándonos a disminuir el estrés y mejorar la concentración, siempre y cuando sea la música que te agrada.

Estas 5 situaciones te ayudarán a tener buenas ideas y alcanzar tus objetivos, y es que la inspiración siempre aparece cuando menos la esperamos.

Y tú ¿cómo encuentras tus buenas ideas?

Débora De Sá Tavares

@deboradesat

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *